sábado, 25 de agosto de 2007

¿Que se ve desde las ventanas de mi casa?

Esta ha sido la evolución del paisaje que diviso cada mañana cuando estoy desayunando; Los Hermanos Maristas han vendido su solar por una pasta gansa y una constructora va a hacer pisos de millón de dolares. En resumen: que tengo la casa llena de polvo, que hacen mucho ruido y que ya no veré a esas mamas vestidas para matar a las 8 de la mañana llevando a sus ninios al cole. Y de paso, me quito a los curas de enfrente de casa; Si, perderé luz, pero...Hagamos apuestas; ¿A como saldrán los pisitos?
P.d.: Al loro con la última foto: ¿que sería de una obra faraónica sin sus jubilados? Lunes

Martes



Miercoles

Jueves

Viernes

Los vigilantes


6 comentarios:

Sitilee dijo...

Oye, chato, mira a ver si te curras mas tu movida de reporter tribulete, porque las tres primeras fotos son la misma.. ¿u qué??
Por cierto, tú eres de los del Makoki, no???

Jorge Reverendo dijo...

Que sagaz... Si, colgué las fotos aprisa y corriendo, lo corregiré mañana; Ah! Y con lo de Makoki tengo opiniones encontradas; Si cambia la letra por "Tontochorra el que no bote" un servidor y bastantes de nuestros amigos tambien pueden sentirse agraviados..

Sitilee dijo...

Ya te digo...

Javiermedinab dijo...

No se tio, piensa en las divorciadas que habrá dentro de unos años con piso de millon, eso quizás te ayude a olvidar a las madres...

Anónimo dijo...

Lo que usted no sabe es que el que maneja la destructora pala es un antiguo alumno de los hermanos Maristas, Julio Sanz Mata, que ha visto así realizado su sueño de infancia, echar el edificio abajo, eso si, sin los curas. Por cierto, noto en sus palabras cierto malestar con los hombres de fe y es de extrañar viniendo de usted 'Reverendo', aunque claro, no es lo mismo lo uno que lo otro.

Un cordial salido
Jesús Alma de Cántaro

Anónimo dijo...

Que sepais (por si estabais preocupados) que la polemica de las letras de Makoki se quedó en humo entre los dedos. El domingo dia 23 sobre las 00,45 estuve en la carpa de las peñas escuchando (entre aliviado y emocionado)a todo volumen el "Maricon el que no bote...." Olletamenor.