viernes, 21 de marzo de 2008

Brotherhood of Bike

Pues si, para mortificarnos el día de Viernes Santo, que tal una excursión en bicicleta? Aquí Vicente (mi hermano mayor) y un servidor desafiamos a Florenci Rey y resto de metereólogos que preveian que el cielo se iba a caer sobre nuestras cabezas y nos fuimos camino de Arnedillo, localidad famosa por su balneario y, desde hoy para mi, por el cabrito del Casa Cañas. Definitivamente, el ciclismo engorda..

1 comentario:

Víctor dijo...

Efectivamente, los meteorólogos no dan una. Cuatro días más tarde han acertado, nos ha jodido!!

Veo mucho LIDL en tu equipación, ¿no?.
Muchadada se acerca!!!
Cuídate.